La preparación para un examen de admisión a la universidad tiene varias aristas

Sí, por un lado debes tener un buen promedio en la preparatoria y por supuesto concluir con tus estudios obteniendo tu diploma.

El haber hecho tu investigación y tomar la decisión sobre qué carrera elegir y en dónde cursarla.

Con estas cosas listas, entonces te enfocas a prepararte para presentar tu examen CENEVAL EXANI II y obtener un buen puntaje que te permita ingresar tanto a la universidad elegida como a la carrera seleccionada.

Cuando por fin conoces los resultados, se siente una gran satisfacción el haber superado este primer peldaño que, para muchos es el inicio de una nueva etapa en nuestras vidas jóvenes donde nos estamos estrenando como adultos.

Ahora viene la nueva realidad… cursar la carrera y para aquellos que realizarán sus estudios lejos de casa toma un matiz diferente.

Durante la investigación, una de las cosas que también se revisa es el tema del hospedaje si es que estarás lejos de casa y esto por sí mismo es un gran reto, tanto para los padres que deberán realizar también esta inversión como el saber que su hijo dejará el nido.

Resultado de imagen para hijos dejando la casa para ir a la universidad

No, no es un tema fácil ver partir a un hijo, aún cuando se sabe dónde y cómo estará, aún cuando se sabe que podría ser temporal y sin importar que se trate de un hombre o una mujer.

Siempre ver partir a un hijo hacia su nuevo destino desencadena emociones en ambos sentidos pero como parte de la vida… es como debe ser.

Para los jóvenes es una sensación interesante… estarán lejos de cas sin la tutela ni el reflector de los padres, tendrán libertad plena de sus acciones y con ello, adquieren la responsabilidad de ellos mismos.

O sí… esto no es sencillo para muchos y suele ser complejo al principio.

Dentro de tus nuevas responsabilidades recae el de administrar tu tiempo y dinero.

Ya no habrá quien te levante por la mañana, quien te haga el desayuno ni quien administre tu dinero y mantenga el refrigerador lleno de comida.

Esto nos lleva ahora a pensar en que queda bajo tu responsabilidad el planificar tus comidas y hacer que te rinda tu presupuesto.

Resultado de imagen para planificar la comida de la semana

No puedo enfatizar la importancia de este lo suficiente.

Cuando no sabes lo que vas a comer, a menudo buscarás algo poco saludable y para rematar, será algo más caro.

Así que aquí un consejo para este punto en especial: al comienzo de la semana, elige un puñado de comidas que desees preparar.

Puedes pensar en algo práctico como yogurt y granola por las mañanas, sopa o sándwiches para el almuerzo y luego pasta o curry para la cena.

Elegir un puñado de comidas para la semana significa que puedes detener el gasto impulsivo en alimentos poco saludables y, a menudo, insatisfactorios.

Esto no quiere decir que no pueda ir a comprar un MacDonalds después de una noche de fiesta o una orden de tacos, especialmente a las 2 am.

Sin embargo, significa que ambos anticipan este antojo y lo planeas en tus comidas.

Si de los 7 días 5 son con comidas preparadas por ti mismo, entonces puedes derrochar un poco en los otros 2 días restantes pero solo si vale la pena… la idea es aprender a manejar bien tu presupuesto.