Proceso de extrusión de plástico

La extrusión de plástico es un proceso para convertir materiales plásticos de estado sólido a líquido y reconstituirlos como componentes terminados.

Primero, los gránulos de plástico se alimentan por gravedad desde una tolva a un tornillo con camisa.

Cuando el tornillo gira sobre su eje, transporta, funde y presuriza el plástico.

A partir de ahí, el material fundido es forzado a través de una matriz que lo conforma en una sección transversal específica, produciendo piezas con un rango potencialmente amplio de longitudes.

Durante la extrusión, los plásticos se transforman de sólidos a líquidos y viceversa sin sacrificar sus propiedades distintivas.

Resultado de imagen para  extruir plástico con una degradación mínima

Así podemos ver nuevas láminas plásticas como piezas de troquelados diferentes.

Como resultado, las piezas de chatarra se pueden moler y volver a extruir con una degradación mínima, lo que hace que la extrusión sea un método popular para reducir o reciclar los desechos plásticos.

a) Resinas termoplásticas crudas

Muchos fabricantes de resinas plásticas venden productos vírgenes y reciclados hechos de chatarra extruida que ha sido derretida y devuelta en forma de gránulos.

Estas compañías a menudo compran el exceso de existencias de las corridas de producción, piezas obsoletas o resinas no utilizadas para la granulación.

Este tipo de reciclaje puede ser un método rentable y valioso para eliminar los desechos plásticos industriales.

En lugar de reciclar, las resinas termoplásticas vírgenes se pueden comprar con certificaciones de pureza de laboratorio, y los grados técnicos estándar también están disponibles para uso general.

Además, los plásticos biodegradables son cada vez más frecuentes, especialmente en la producción de botellas moldeadas por soplado.

Los fabricantes de resinas pueden agregar colorantes, potenciadores o bandadas a su material en preparación para el envío.

Posteriormente, cuando las empresas de fabricación reciben el stock de plástico, está listo para ser vertido en las tolvas y extruido sin poco pretratamiento adicional.

b) Maquinaria de extrusión de un solo tornillo

Existen numerosas consideraciones de hardware que pueden influir en la calidad de una extrusión.

Por ejemplo, la geometría del tornillo, la velocidad de rotación del tornillo y la temperatura del calentador del barril deben calibrarse para adaptarse al tipo específico de plástico que se fabrica.

Las configuraciones incompatibles pueden dificultar la producción o incluso dañar el equipo.

Como componente principal de una extrusora, el tornillo maneja varias tareas, incluyendo mover, derretir y bombear el plástico antes de enviarlo a través del troquel.

Una caja de cambios motorizada con velocidades variables generalmente gira el tornillo, que está encerrado en un barril ajustado.

El mecanismo se divide en tres secciones adaptadas para realizar una secuencia de tareas específicas.

La sección de alimentación, ubicada en la parte posterior del aparato de tornillo, contiene una tolva que suministra gránulos de resina a la máquina.

Resultado de imagen para gránulos de resina a la máquina

A medida que el tornillo gira, arrastra el plástico hacia adelante con hilos o “tramos”.

Luego pasa a la sección del troquelado en donde tomará su forma final, ya sea como láminas de plástico, como materiales con formas especialmente definidas cortadas a la medida o se enrolla en un carrete.